Piedra Volcánica (Parte 1)

Una roca que contiene todo el poder y la energía del fuego y la tierra.

La piedra o roca volcánica se forma a partir del rápido enfriamiento del magma volcánico o lava, una vez ha emergido a la superficie de la tierra. Esta roca oscura es conocida también como Basalto.

La composición de la piedra volcánica varía según el tipo de lava, e incluso según el tipo de volcán que la rechaza, que puede ser efusivo o explosivo. La piedra volcánica es quizás una de las piedras más extendidas en el mundo, ya que forma una gran parte de la corteza oceánica. Piedra muy dura, tiene colores que van desde el gris claro hasta el negro y el gris oscuro. El color de la piedra varía mucho dependiendo de su composición química.


Un número infinito de leyendas y mitos vinculan a los humanos con los volcanes. La referencia a las erupciones volcánicas como resultado de la ira divina, o de un evento sobrenatural, es casi una constante en las culturas de todo el mundo. La piedra de lava a menudo se relaciona con una roca que contiene todo el poder y la energía del fuego.

Hoy en día, los usos de la piedra de lava son muy variados. Se utiliza ampliamente en diversos sectores industriales para ciertos tipos de morteros; en LAVASHOP podrás encontrar desde posavasos, platos y lámparas hasta candelabros, tablas y accesorios personales. Algunos artesanos y diseñadores también utilizan la piedra para hacer joyas muy creativas.


A nivel físico, muchos de los especialistas en litoterapia coinciden en que la piedra volcánica es una piedra caliente que tiene el poder de conservar el calor de una manera suave y equilibrada para los órganos del cuerpo con los que entra en contacto. No es raro usar piedra de lava para relajar los músculos y aliviar tensiones de todo tipo, ya sean musculares o nerviosas.


La piedra de lava también tendría virtudes de revitalizar los órganos y fortalecer las funciones del cuerpo gracias a sus propiedades mineralógicas.


El magnetismo natural de la piedra de lava tiene una influencia positiva y protege al portador, dándole fuerza y valor para enfrentar los desafíos de la vida diaria.

A nivel psicológico, la roca volcánica es considerada como una piedra magnética que extrae su poder de la energía telúrica proveniente de la madre tierra. Piedra de reconstrucción psicológica, ayuda a recuperarse de traumas y a controlar emociones negativas y excesivas como la ira. También ayuda a mejorar la autoconciencia necesaria para impulsarnos a superar los bloqueos inconscientes. La piedra de lava es también una piedra de enraizamiento que proporciona fuerza y estabilidad tanto física como mental.

Para purificar la piedra volcánica, hay que sumergirla durante unas horas en agua destilada ligeramente salada. Como todas las piedras negras, se recarga con la exposición a la luz solar.



112 vistas